Ruperto González, gerente del grupo que opera cinco moteles, reconoce que el trabajo en casa y las restricciones para circular redujeron el flujo de clientes, y cuenta cómo se han ocupado de invertir en eficiencia energética y de resolver disputas tributarias

Menú